VIRGILIO: «EL PAPEL DE LA IGLESIA ESTÁ SIENDO DIGNÍSIMO»

 VIRGILIO

VIRGILIO, maestro jubilado y perteneciente al  Movimiento de Cursillos de Cristiandad  y  Adoración Nocturna

  •  ¿Cómo ha cambiado su día a día desde que se decretó el estado de alarma y el confinamiento?

El cambio en un jubilado no es muy notable. Se reduce a más tiempo (todo), en casa y siguiendo la práctica religiosa por los medios de comunicación.

  •  ¿Qué papel desempeña la Iglesia frente al coronavirus?

El papel de la Iglesia está siendo dignísimo procurando, y consiguiendo, estar cerca del más necesitado en todos los órdenes.

  •  ¿En estos tiempos de mayor convivencia en el hogar, cuál es la posición de los padres como educadores en la fe de sus hijos?

En un jubilado y mi esposa, con hijos mayores y fuera del hogar, el papel de educadores, apenas, nos corresponde. Sin embargo nuestra disponibilidad de ayuda, de cualquier tipo, sobre todo hacia la atención a los nietos, es total y a ella acuden.

  •  ¿De qué manera su fe le ayuda a sobrellevar esta situación?

Para dar un sentido de creyente comprometido, con los problemas que surgen, es fundamental tener una experiencia de vivir la fe en las “duras” y en las “maduras” que la vida proporciona. Es muy difícil improvisar una vida de  creyente, solo, para momentos de apuro.

  •  ¿Cómo cree que la fe puede servir de “vacuna” ante la impotencia y el miedo de enfermos y familiares?

El testimonio de los que queremos vivir la Fe en Jesucristo, debe ser lo suficientemente seductor, por convincente y auténtico, que los demás quieran asumir un estilo de vida semejante, donde lo que prima es la aceptación y vivencia, sin miedos y con alegría contagiosa,  del Evangelio.  Así  la fe vivida SI puede ser una “vacuna”; porque nuestro modelo será Cristo, que está por encima de cualquier circunstancia o moda que puede surgir.

  •  ¿Considera que, debido a las circunstancias, estamos profundizando en nuestra relación personal con el Señor de una manera más pura?

La relación más auténtica con el Señor, es  “con”  y  “ en” la Comunidad, donde Él se hace presente real y verdaderamente, y en la recepción de  Lo que estamos viviendo, es “sólo” una emergencia obligada.

  •  ¿Opina que la irrupción de esta crisis sanitaria y social ha alterado la forma de vida generalmente individualista y materialista de la humanidad?

Veremos cómo nos comportamos cuando se recupere la normalidad. Creo que habrá un antes y un después de esta crisis. Ojala sepamos estar a la escucha y hagamos un después  siendo más solidarios y menos materialistas.

  •  ¿Cree que una vez superada la pandemia el ser humano cambiará su actitud ante la vida y ante los demás?

Seguramente se suscitarán cambios y  haremos una sociedad más preocupada por lo que, realmente, es trascendente-.

  •  La Iglesia ha sabido adaptarse para continuar con su labor desde la distancia ¿cómo valora las iniciativas evangelizadoras a través de los medios de comunicación y redes sociales?

Creo, sinceramente, que la Iglesia está donde debía a través de los medios, y por la disponibilidad del clero, de personas consagradas y  muchos laicos.

  •  Escoja una cita bíblica que sirva como mensaje de esperanza a los creyentes

“Bendito el  Dios  y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su gran misericordia nos hizo renacer para una esperanza  viva por la Resurrección. ( 1. Pedro. 1, 3)”

© 2018. Diócesis de Segovia