INICIO DE LA FASE DIOCESANA DEL PROCESO SINODAL


El Obispo ha convocado a los sacerdotes, miembros de la vida consagrada y laicos de la diócesis a participar en la misa de comienzo de la fase diocesana del proceso sinodal que tendrá lugar este domingo 17 de octubre a las seis de la tarde, en la catedral.

 

En octubre de 2023 se celebrará en el Vaticano la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de Obispos, con el tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. Esta asamblea se preparará en tres fases. La primera de ellas comienza ahora y se desarrollará en las diversas diócesis de todo el mundo. La segunda será de carácter continental. Y la tercera, será, propiamente, la Asamblea de Obispos. Las aportaciones de las diócesis se canalizarán a través de las Conferencias episcopales quienes, en abril de 2022, deben enviar las síntesis a Roma.

El Sínodo es un camino que realizamos juntos, eso significa “sínodo”, todos en comunión y animados por el Espíritu Santo. No se trata de una forma democrática representativa ni de una manera asamblearia de regir la Iglesia, sino de un proceso en el que todos participamos y no solo los líderes. Se trata de un proceso que involucra a todo el Pueblo de Dios, cada uno según su propia función.

El proceso sinodal dio inicio el pasado domingo 10 de octubre en Roma con una misa presidida por el Papa Francisco en donde pidió que toda la Iglesia, durante el proceso sinodal, articule tres verbos: encontrar, escuchar y discernir.

Por su parte, el Obispo de Segovia, en la carta pastoral escrita para el inicio de este proceso, lo describe en estos términos: «Se trata de tomar conciencia de que la Iglesia es un misterio de comunión en el que todos participamos en razón de los sacramentos de la iniciación cristiana. Con esta llamada a participar en las etapas previas, el Papa quiere que tomemos conciencia de dos cosas: a) que las diócesis no están aisladas sino que todas ellas forman la única iglesia de Cristo; b) que todos en la Iglesia tenemos voz para poder expresarnos con libertad y caridad en orden a su renovación y edificación según la mente de Cristo».

E invita a todos los files de la diócesis a ponerse en camino sinodal: «En estos meses que durará la etapa diocesana, las parroquias, comunidades cristianas, institutos de vida consagrada, monasterios de vida contemplativa y las diversas forma de realidades eclesiales serán invitados a realizar esta reflexión guiada por los materiales que nos vengan de Roma y que, adaptados a nuestras circunstancias, os enviará el Delegado del sínodo o los miembros de su equipo. Todo esto exige un esfuerzo más añadido a los que ya realizamos en nuestras tareas ordinarias. Será un esfuerzo que valga la pena para que la Iglesia no aparezca ante el mundo cerrada en sí misma, sino abierta a la misión recibida de Cristo e impulsada por la fuerza del Evangelio».               

Este modo de proceder recibe el nombre de sinodalidad. Como el mismo Papa Francisco no se cansa de decir, no es su proyecto favorito ni una moda, sino la forma y el estilo de la Iglesia de los primeros siglos. Este concepto deriva de la palabra griega «sínodo», que indica el camino que recorren juntos los miembros del Pueblo de Dios. Según se puede leer en la editorial de la publicación mensual de la diócesis “Iglesia en Segovia”: «La sinodalidad exige de todos: pastores, consagrados y laicos, una conversión, es decir, un cambio de mentalidad y de modos de obrar. Unos deberán superar el clericalismo, más propio de épocas pasadas; otros, deberán abrir sus carismas a una verdadera comunión eclesial; y los laicos, tendrán la oportunidad de demostrar su pertenencia a una Iglesia que sienten como propia y con la que se comprometen. Y todo esto vivido en un clima de respeto, escucha y diálogo, que permita hacer de la sinodalidad el “estilo” de la Iglesia en este tercer milenio».

Como inicio de la fase diocesana del proceso sinodal el sábado día 16 de octubre se tuvo un encuentro preparatorio y este domingo día 17 se tendrá la misa de apertura de la fase diocesana del proceso sinodal, en la catedral, a las seis de la tarde.

La comisión diocesana de seguimiento y animación del proceso está formada por el Vicario general de la diócesis, Angel Galindo, el arcipreste de Cantalejo, Juan Aragoneses, la religiosa, carmelita misionera, María José Gallardo, y los laicos, Ester Bermejo y Jose Luis Ramirez.

© 2018. Diócesis de Segovia
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.