UNA CATORCENA EN MEDIO DE LAS DIFICULTADES

74563segovia concierto reyes 2019 parroquia san frutosLa Catorcena es una tradición religiosa de la ciudad de Segovia, viva desde hace más de seis siglos, en la que el primer domingo de septiembre se rememora el fallido acto de profanación de la Sagrada Eucaristía en la antigua sinagoga mayor, allá por 1410. Una placa en la plaza de San Facundo, lugar donde se erigía la iglesia del mismo nombre, y una calle adyacente llamada precisamente “de la catorcena” mantienen la memoria de aquellos acontecimientos.

Las catorce parroquias que entonces existían en la ciudad comenzaron a celebrar el milagro de la integridad de la forma consagrada de manera rotativa, tradición que se ha mantenido hasta este año, en el que se ha decidido hacer partícipes de la misma a las parroquias de nueva construcción. Así, se constata el hecho de la unidad de la fe en Segovia y su arciprestazgo.

El honor de inaugurar esta “nueva tradición”, haciendo suyo el turno que le correspondería a la desaparecida parroquia de San Facundo, le ha correspondido a la de San Frutos, en el barrio de La Albuera. Como se ha venido haciendo en los últimos años, estaba prevista una serie de actividades culturales y formativas (conferencias, conciertos, visitas…) que pretendían acompañar dignamente los actos propiamente litúrgicos. Pero, por el golpe de la pandemia que todos desgraciadamente conocemos, aquellos han tenido que reducirse a algo muy modesto y “confinado” en las instalaciones parroquiales.

Quizá sea algo providencial. El virus ha trastocado nuestras vidas y proyectos y nuestra querida tradición no puede sustraerse a su efecto. Confiemos entonces en que la catorcena de 2020 merezca ser recordada por su austeridad más que por sus novedades; por el deseo de acompañamiento a cuantos han sufrido en la ciudad más que por el simple mantenimiento histórico de una de sus costumbres. Este es el propósito que nos anima.

Haciendo una lectura creyente de lo que está ocurriendo, podríamos decir que estamos asistiendo a otra “profanación”. El covid ha irrumpido en nuestras vidas y ha intentado profanar nuestras creencias y seguridades. Puede que sea el momento de volver la mirada hacia el Señor, siempre presente en la Sagrada Eucaristía, y ponernos en Sus manos para, como hicieron los que nos precedieron hace 610 años, intentar comprender desde la fe los signos de nuestros tiempos.

Porque nos ocurre como a Pedro en el Evangelio de hoy domingo: que inevitablemente pensamos como los hombres, no como Dios. No comprendemos por qué suceden las cosas que nos hacen tambalearnos como individuos y como sociedad pero, una vez más, tenemos la confianza puesta en el Señor. Desde la parroquia de San Frutos, deseamos que este sea el espíritu profundo que nos mueva a celebrar y recordar esta catorcena tan especial en comunión con toda la ciudad.

Junta de catorcena de la parroquia de San Frutos

© 2018. Diócesis de Segovia