LOS TRABAJOS PARA VOLVER A COLOCAR LA VELETA EN LA TORRE DE LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN COMIENZAN EL LUNES 31 DE AGOSTO

iglesia san esteban

El paisaje de Segovia recuperará pronto al ‘gallo de san Esteban’. El próximo lunes, 31 de agosto, comienzan los trabajos para volver a colocar la veleta en la cubierta de la torre de la iglesia románica de San Esteban. La fuerte borrasca que azotó la ciudad el pasado mes de diciembre ocasionó daños en el anclaje de la veleta, advirtiéndose el peligro de derrumbe de esta. Por este motivo, la parroquia de la Santísima Trinidad -de la que depende la iglesia- y la Delegación de Patrimonio de la Diócesis iniciaron las actuaciones para su retirada.

            El mal tiempo, la pandemia de la Covid-19 y la cigüeña que eligió la torre como lugar donde habitar han sido los tres factores que han retrasado el regreso de la veleta a su lugar de origen. Toda vez que las condiciones meteorológicas son favorables y el ave ha abandonado el nido, obtenidas las pertinentes autorizaciones de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Segovia, del Servicio Territorial de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Segovia, las actuaciones pueden dar comienzo.

            Está previsto que el lunes se proceda a la colocación de la veleta, ya restaurada, con todos sus elementos (mástil, cruz, bola y gallo). El taller de herrería del segoviano Elías de Andrés ha sido el encargado de practicar las reparaciones necesarias y la restauración de esta infraestructura de gran peso, puesto que el vástago central es de hierro fundido y el resto de la veleta está compuesto de una chapa gruesa reforzada. Además, el mismo día 31 se procederá también al montaje del pararrayos de la torre, actualizando la instalación a la normativa vigente.

            El martes, comenzarán los trabajos de refuerzo de la base de la veleta, tarea que se realizará con plomo y que podrá prolongarse hasta el miércoles.

            El coste de estas actuaciones, que supone una inversión que ronda los 12.000 euros, está sufragado íntegramente por la parroquia de la Santísima Trinidad, de la que depende el templo románico.

            Atendiendo a la complejidad de las labores a realizar, durante el tiempo que se extiendan los trabajos a realizar, la zona estará acordonada. De esta forma, dos grúas serán las encargadas de subir la veleta, el pararrayos y los materiales necesarios hasta los 50 metros de altura en los que serán ubicados.

© 2018. Diócesis de Segovia