EMILIO MONTERO: «CREO QUE ESTA ES UNA PRUEBA QUE HA PERMITIDO EL SEÑOR PARA QUE NOS ENMENDEMOS»

Emilio Montero

EMILIO MONTERO, colaborador Parroquia de San Millán

  • ¿Cómo ha cambiado su día a día desde que se decretó el estado de alarma y el confinamiento?

 Bastante. Al tener mucho tiempo a tu disposición te permite desarrollar otras actividades que antes era muy difícil. Hay que programarse y ser positivo.

  •  ¿Qué papel desempeña la Iglesia frente al coronavirus?

Un papel muy importante de acompañamiento, sobre todo a las personas que viven solas, ancianos y enfermos, asimismo la ayuda espiritual e incluso psicológica a tantos que han perdido a sus familiares en circunstancias tan trágicas o que se encuentran hospitalizados.
También la formación y meditación de los fieles a través de vídeos y grabaciones.

Primordial también las transmisiones diarias de la Santa Misa y el Rosario a través de la televisión y on line, lo que nos permite gozar al menos de la comunión espiritual.
Es de destacar todos los emocionantes actos religiosos ofrecidos durante la Semana Santa, especialmente desde el Vaticano y la importante concesión del Papa Francisco de la indulgencia plenaria, con el cumplimiento de los requisitos establecidos, y la bendición urbi et orbi. También es de reseñar la magnífica labor asistencial estos días de Cáritas y de numerosas comunidades religiosas, fabricando material sanitario de protección.

Solo he echado de menos que se cerraran completamente las iglesias. Estamos en estado de alerta, no de excepción. Igual que hoy los ciudadanos pueden entrar a comprar a los supermercados, panaderías, estancos, tiendas de comunicación…, sin demorarse, utilizando mascarillas, guantes y limpiándose con soluciones higienizantes, se podría hacer una rápida visita a una iglesia para encontrarse con el Santísimo.

  • ¿En estos tiempos de mayor convivencia en el hogar, cuál es la posición de los padres como educadores en la fe de sus hijos?

 Es de vital importancia. Ellos deben ser siempre los primeros transmisores de la fe y más aún en esta situación en la que no pueden asistir a la iglesia, catequesis y colegios. Ahora los padres disponen del tiempo que les faltaba cuando tenían que cumplir con sus obligaciones laborales.

  • ¿De qué manera su fe le ayuda a sobrellevar esta situación?

 Totalmente. Estos tiempos de pandemia te hacen ver con mayor claridad nuestra fragilidad y que nuestro auxilio se encuentra en el Señor.

  •  ¿Cómo cree que la fe puede servir de “vacuna” ante la impotencia y el miedo de enfermos y familiares?

 Es la única vacuna que lo puede todo. Nuestras otras seguridades el virus las ha debilitado y vemos que somos impotentes. La fe te da confianza y esperanza.

  • ¿Considera que, debido a las circunstancias, estamos profundizando en nuestra relación personal con el Señor de una manera más pura?

Estoy convencido de ello, al menos en mi caso. El tiempo disponible y el silencio te ayudan mucho.

  • ¿Opina que la irrupción de esta crisis sanitaria y social ha alterado la forma de vida generalmente individualista y materialista de la humanidad?

Eso espero y deseo. Desde luego, esta experiencia nos tiene que hacer reflexionar. Ver qué es lo importante en la vida, que es breve y que un simple organismo microscópico puede acabar con ella. Encontrar el verdadero sentido. Preguntarnos para qué y el por qué estamos en este mundo.

  • ¿Cree que una vez superada la pandemia el ser humano cambiará su actitud ante la vida y ante los demás?

Ojalá. Yo creo que esta es una prueba que ha permitido el Señor para que nos enmendemos.

  • La Iglesia ha sabido adaptarse para continuar con su labor desde la distancia ¿cómo valora las iniciativas evangelizadoras a través de los medios de comunicación y redes sociales?

Como he comentado antes sabiendo donde buscar, ha estado bastante bien. El problema es quizá con el gran número de personas mayores que no están habituados a desenvolverse con internet y similares. Habría que estudiar la manera de facilitarles las cosas. Quizás unas pequeñas instrucciones, facilitarles las programaciones, etc.

  •  Escoja una cita bíblica que sirva como mensaje de esperanza a los creyentes

Estas palabras del Evangelio según San Juan: “Si os mantenéis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.

© 2018. Diócesis de Segovia