LA FE CRISTIANA A PRUEBA DEL COVID-19

fe y covid henri
 
Desde hace unos meses, el ritmo de nuestra vida va cambiando. El coronavirus nos ha sacudido a todos y se ha hecho muy famoso a través del universo. Tiene a los medios de comunicación como socios preferidos. Hay una abundancia literatura sobre su forma así como su modo de transmitirse. Parece que el ser humano se ve impotente para pararlo de momento. Todas las capas sociales están de pie buscando la respuesta adecuada para salvar la vida sacando sus armas. Y la Iglesia no ha quedado al margen.
 
Su propuesta, que da sentido al sufrimiento que toca compartir con familiares y amigos, hombres y mujeres, chicos y chicas, niños y niñas de toda edad, es volver a Dios en la oración y conversión para permanecer en la fe (1Co 16,13) y resistir. Es verdad que, el clamor de los aplausos dirigido a los que luchan para salvar vidas dejándose la piel bajo la hermosa canción que se ha vuelto viral: "Resistiré", es un mensaje social muy fuerte, de compartir lo que somos y tenemos con los demás.
 
Pero desde el punto de vista eclesial, 'resistiré' alude a permanecer en la fe, sin tirar la toalla de la esperanza. Esto conlleva ser coherente en la vida cristiana que es una respuesta personal a Cristo Salvador del mundo y el fiel caminante al lado de los que en él creen. Pero la realidad histórica de una sociedad secularizada ha provocado un hiato entre la fe y la vida, la libertad y la verdad, el presente y el futuro, la vida y la muerte.
 
Permanecer en la fe es no separar estas realidades,sino compaginarlas. No se trata de dejar para mañana lo que se ha de realizar hoy. Permanecer en la fe es estar alerta cada día, beber de la fuente de los sacramentos( eucaristía, confesión, unción de enfermos, etc.), no en modo urgencia,sino consciente de que allí Dios nos otorga su gracia y misericordia. Permanecer en la fe es resistir a dar razón al refrán español que expresa la falta de confianza en Dios:"Se acuerda de santa Bárbara cuando truena ".
 
Ojalá que cuando pase el confinamiento por causa del covid19, la fe cristiana sea purificada e iluminada por la resurrección de Cristo. 
 
HENRI TSHIPAMBA MUKALA 
Capellán del hospital general de Segovia
© 2018. Diócesis de Segovia