Cantos Litúrgicos (8)

Domingo de Ramos:

 

 

Jueves Santo:

 Jueves santo

 

Viernes Santo:

Viernes Santo

 

Vigilia Pascual:

Vigilia Pascual

 

 

Domingo de Resurrección:

 

 17883912 1257490897702725 1463190061705518472 n

 

La tradición musical de la Iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable, que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la Liturgia solemne… La Música Sacra, Por consiguiente, será tanto más santa cuanto más íntimamente se halle unida a la acción litúrgica…Además, la Iglesia aprueba y admite en el culto divino todas las formas de arte auténtico, siempre que estén adornadas con las debidas cualidades” (SC 112). Pero, ¿por qué es importante el canto en nuestras celebraciones litúrgicas?

  • El canto expresa y realiza nuestras actitudes interiores. Expresa las ideas y los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal con un poder expresivo que podemos corroborar en las propuestas audiovisuales de los medios y que llega a donde no llega la sola palabra.
  • El canto hace comunidad. El canto pone de manifiesto de un modo pleno y perfecto la índole comunitaria del culto cristiano. Cantar en común une y genera sentimientos de pertenencia a un determinado grupo social. Nuestra fe no es sólo asunto personal nuestro: somos comunidad.
  • El canto hace fiesta. El valor del canto es el de crear un clima más festivo y, sobre todo, solemne; por este motivo debe ser expresado con gran delicadeza y adornado por una belleza sublime. “Nada más festivo y más grato en las celebraciones sagradas, exprese su fe y su piedad por el canto” (MS 16).
  • La función ministerial del canto. La música y el canto tienen dos puntos de referencias: el ritmo litúrgico y la comunidad celebrante. El canto sirve “ministerialmente” al rito celebrado por la comunidad.
  • El canto, sacramento. Dentro de la celebración, el canto y la música se convierten en un signo eficaz, en un sacramento del acontecimiento interior. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza, oración y celebración; se encuentran en comunión interior. El canto es un verdadero “sacramento”, que no sólo expresa los sentimientos íntimos, sino que los realiza y los hace acontecimiento.

Como compartimos esta opción por introducir el canto en nuestras celebraciones, desde el Secretariado de Pastoral Juvenil hemos organizado en la web de la diócesis sugerencias de cantos según el tiempo litúrgico. Algunos de vosotros nos habéis comentado esa dificultad que encontráis para seleccionar los cantos que se consideran más apropiados; por este motivo, os mandamos la propuesta para el Tiempo Pascual. Estamos abiertos a sugerencias de cantos que nos podéis enviar y publicaremos con mucho gusto.

 

 Cantos de Cuaresma 

EL TIEMPO DE CUARESMA

 

La tradición musical de la Iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable, que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la Liturgia solemne… La Música Sacra, Por consiguiente, será tanto más santa cuanto más íntimamente se halle unida a la acción litúrgica…Además, la Iglesia aprueba y admite en el culto divino todas las formas de arte auténtico, siempre que estén adornadas con las debidas cualidades” (SC 112). Pero, ¿por qué es importante el canto en nuestras celebraciones litúrgicas?

  • El canto expresa y realiza nuestras actitudes interiores. Expresa las ideas y los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal con un poder expresivo que podemos corroborar en las propuestas audiovisuales de los medios y que llega a donde no llega la sola palabra.
  • El canto hace comunidad. El canto pone de manifiesto de un modo pleno y perfecto la índole comunitaria del culto cristiano. Cantar en común une y genera sentimientos de pertenencia a un determinado grupo social. Nuestra fe no es sólo asunto personal nuestro: somos comunidad.
  • El canto hace fiesta. El valor del canto es el de crear un clima más festivo y, sobre todo, solemne; por este motivo debe ser expresado con gran delicadeza y adornado por una belleza sublime. “Nada más festivo y más grato en las celebraciones sagradas, exprese su fe y su piedad por el canto” (MS 16).
  • La función ministerial del canto. La música y el canto tienen dos puntos de referencias: el ritmo litúrgico y la comunidad celebrante. El canto sirve “ministerialmente” al rito celebrado por la comunidad.
  • El canto, sacramento. Dentro de la celebración, el canto y la música se convierten en un signo eficaz, en un sacramento del acontecimiento interior. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza, oración y celebración; se encuentran en comunión interior. El canto es un verdadero “sacramento”, que no sólo expresa los sentimientos íntimos, sino que los realiza y los hace acontecimiento.

Como compartimos esta opción por introducir el canto en nuestras celebraciones, desde el Secretariado de Pastoral Juvenil hemos organizado en la web de la diócesis sugerencias de cantos según el tiempo litúrgico. Algunos de vosotros nos habéis comentado esa dificultad que encontráis para seleccionar los cantos que se consideran más apropiados; por este motivo, os mandamos la propuesta para Cuaresma. Estamos abiertos a sugerencias de cantos que nos podéis enviar y publicaremos con mucho gusto.

 

Volver