Un seminario... ¡en familia!

 

SAM 0079

Desde hace un tiempo venimos escuchando las palabras Seminario en Familia. Nos resulta extraño porque siempre habíamos tenido el seminario como un lugar donde, en régimen de internado, se forman los que son candidatos a ser sacerdotes. Por eso nos hemos acercado a preguntarle a su responsable Fernando Mateo

¿Qué es el Seminario en Familia?

Es la apuesta que ha hecho la diócesis y, en concreto, la pastoral vocacional para ir dando pasos de cara, en primer lugar, a dar vida a nuestro seminario diocesano y, en segundo, a ir cuidando en nuestra iglesia diocesana los signos esperanzadores que nos ayuden a comprender que es posible, en nuestro tiempo, despertar la vocación de jóvenes y adolescentes.

¿Cómo surgió la iniciativa?

D. Ángel ha sido el impulsor de la idea y ahora nos acompaña en cada encuentro, animando, estimulando y siendo cercano a quienes participan. Actualmente con nuestro obispo D. César seguimos trabajando en este sentido.

¿Desde cuándo ha comenzado a funcionar?

Comenzamos la víspera de la Inmaculada del año 2008, tras haber hecho una primera convocatoria a la que acudieron los primeros chavales con sus familias.

¿Cuántos seminaristas hay y de qué edades?

En este momento son siete del primer año y tres de este curso y tienen entre 12 y 16 años.

¿Cuál es el ritmo de reuniones y qué hacéis en ellas?

Cada primer sábado de mes en el Seminario. Tras los saludos, comenzamos poniendo la jornada en manos de Dios con una oración. Después trabajamos el tema del día que, desde la reflexión y el diálogo, nos ayuda a profundizar en él que van desde los tiempos litúrgicos hasta la figura de María o el descubrimiento de valores cristianos en nuestro mundo. También hay un espacio de juego: futbolín, juegos de mesa...

Antes de comer algunas veces celebramos la eucaristía, otras rezamos el rosario o, en este tiempo, hacemos el vía crucis. Después de comer, tras unos momentos de juego, leemos y comentamos la vida de uno de los santos del mes para descubrir los aspectos que le llevaron a entregar su vida al Señor y cómo nos ilumina hoy. Terminamos con la revisión de la jornada y con una breve oración.

¿Puedes decir unas palabras a los padres que puedan leer esta entrevista para que animen a sus hijos a que tengan esta experiencia?

Solo decir que los chavales que vienen lo pasan bien y que les ayuda en su vida diaria. Los hace acogedores y receptivos y, desde luego, en ellos predomina un espíritu de alegría.

Así llamamos a esta nueva etapa que estamos comenzando en nuestra Diócesis. Está siendo una experiencia muy sencilla pero esperanzadora. Como ya se indicaba en el número anterior de Iglesia en Segovia, en el mes de diciembre tuvimos la primera reunión a la que acudieron seis chavales de nuestra diócesis con sus familias a las que D. Ángel, nuestro obispo, acogió con alegría y explicó en qué iba a consistir esta nueva forma lanzar el seminario.

La reunión es el primer sábado de cada mes desde las once de la mañana hasta las cuatro de la tarde con la comida incluida. A través de la oración, el trabajo sencillo, que nos va ayudando a profundizar en lo más esencial de la vida cristiana, el conocimiento elemental de la Biblia, la pequeña reflexión y educación en valores, el juego, la celebración de la Eucaristía, la comida... estamos consiguiendo un ambiente de amistad.

Ya saben que el término seminario significa semillero y sabemos lo costoso que es conseguir que una pequeña semilla llegue a germinar, crecer y dar fruto.

Se requiere constancia, paciencia y estar muy sensible a cada pequeño detalle, por eso creemos que es en las familias cristianas donde es posible preparar el humus adecuado para que los niños, ya desde pequeños, descubran progresivamente la fe, la presencia de Jesús en la familia, el respeto, el compartir, el valor de la justicia y la honradez, la bendición de la mesa, la oración al final de cada jornada, la participación en la Eucaristía dominical...

Este es el trabajo para suscitar la vocación, incluso en estos tiempos. Este es el objetivo, la tarea es de todos: el seminario, lugar de referencia y acompañamiento, y la familia, lugar privilegiado para poder llegar a un descubrimiento responsable de los planes de Dios para chaval.  Que el Espíritu de Dios, que es el que sugiere y acompaña, nos siga ilusionando en la tarea.

La Confianza hace posible que el hombre se aventure a seguir la llamada del Señor y es, esta pequeña Confianza, la que experimentamos en el Seminario Menor en Familia una realidad que, poco a poco, va cuajando en los que participan. Queremos que esta experiencia haga posible el nacimiento y desarrollo de su vocación. Para ello es necesario:  Sembrar: “Salió el sembrador a sembrar” (Mt 13, 3). Dios es el Sembrador y la Iglesia y el Mundo el campo donde Dios realiza la siembra respetando la libertad del terreno donde cae. La siembra hay que hacerla en el tiempo propicio. Este es el primer paso para, después, acompañar, educar, formar y discernir es la experiencia que viven los discípulos de Emaús. La presencia de Jesús en el camino de la vida de aquellos que, desesperanzados, necesitan compañía; que les eduquen en la fe para poder coger nuevo impulso; que les formen para comprender que la Historia de la Salvación. Dios la culmina en Jesucristo que llama a seguirle y anunciar su reino llenos de confianza y de alegría.

SAM 0105Esta labor es la que se intenta realizar en el Seminario Menor en Familia. Aunque pasamos por momentos de dificultad y todos hablamos de crisis en el ámbito vocacional, tenemos que preguntarnos si también hay crisis de los que llaman, porque sino hay quien llame ¿cómo va haber respuesta? Viene bien recordar que todos los miembros de la Iglesia, sin exclusión, tenemos la Gracia y la responsabilidad del fomento de las vocaciones.

Recordamos que la Pastoral Vocacional ha de estar cimentada en la oración. Así lo manda el Señor: “Rogad al dueño de la mies que mande obreros a la mies” (Mt 9,35). Con ánimo renovado seguimos rezando y trabajando para que Dios nos conceda nuevas vocaciones.  

 

Fernando Mateo, director del Secretariado de Pastoral Vocacional

 

Si sientes la llamada para crear algo nuevo y romper los esquemas sociales con el mensaje de Cristo,

¡escríbenos!...

Dios está pensando en algo alternativo para ti.

 

CALENDARIO DE ENCUENTROS:

Octubre:

Sábado 8. Seminario en familia

Sábado 22. Seminario en familia

Noviembre:

Sábado 5. Seminario en familia

Sábado 19. Seminario en familia

Diciembre:

Sábado 3. Seminario en familia

Sábado 17. Seminario en familia

Enero:

Sábado 21. Seminario en familia

Febrero:

Sábado 4. Seminario en familia

Sábado 18. Seminario en familia

Marzo:

Sábado 4. Seminario en familia

Sábado 18. Seminario en familia

Abril:

Miércoles 12 – Domingo 16. Campamento de Semana Santa

Sábado 20. Seminario en familia

Mayo:

Sábado 6. Seminario en familia

Sábado 20. Seminario en familia

Junio:

Sábado 3. Excursión final del seminario en familia

LUGAR: SEMINARIO MENOR – CASA DE ESPIRITUALIDAD

HORARIO: 10.30H. - 13.30H.

 

Loading...

 

 

Rector: Juan Cruz Arnanz Cuesta

Obispado de Segovia

C/ Seminario 4

40001 Segovia

Tel. 921 462 415

Puedes consultar la web de los Seminarios de la Región del Duero: http://seminariosdecastilla.blogspot.com.es/

 

 

Volver